Hugo Zemelman/ sep-2012


No se trata de una conferencia sobre las elecciones, sobre el voto, pero es importante, escucharla, en especial desde el minuto 27 al 1:09 (aunque toda la conferencia y las respuestas son sumamente interesantes) donde alude a situaciones sobre nuestro papel como maestros en la formación del ciudadano, y es importante, entre muchas cosas, porque pronto, desde este rol, ejerceremos un voto ciudadano, en que urge tener cuidado, pues se necesita pensar por qué nos orientamos, nos quedamos atrapados en los “discursos salvadores” de los candidatos, y debemos preguntarnos ¿podrán salvarnos de los problemas en que estamos insertos? Todos, necesitamos implicarnos en el reto de la formación de personas íntegras, orquestadas en todos sus dimensiones, capaces de orientarse por su mundo, no como sobrevivientes para luego querer ser salvadas, porque han perdido la esperanza, no, eso no es digno, por ello, se necesita asumirnos como personas pensantes, sintientes, claras en los rumbos que deseamos y podemos seguir, reconociéndonos en nuestras potencialidades, en la pasión instituyente, creadora de nosotros mismos, creadora de la realidad que necesitamos, pues nadie vendrá a regalárnosla, el discurso mesiánico, no nos ayuda, fomenta la sobrevivencia.